Las tres preguntas del día...

Actualizado: 16 de mar de 2020


Para avanzar rápido en el camino espiritual o para conocerte cada día mejor, hazte a ti mismo todos los días las siguientes 3 preguntas.

Al despertar, pregúntate... ¿Qué clase de ser humano deseas ser hoy?.

A medio día pregúntate... ¿Estoy siendo el ser humano que deseaba ser hoy al despertar?

Antes de dormir... ¿Qué clase de ser humano fui hoy?.

Las respuestas que encontrarás te sorprenderán.

Te comparto algunas de las respuestas que yo he encontrado para mi y son:

1: ¿Qué clase de ser humano deseo ser hoy?... "Deseo ser un ser humano verdaderamente humano, no un robot, no una máscara, deseo ser un ser humano que aporte a la vida de los demás, no que les reste", "Deseo ser, un ser humano en el que mis demás hermanos de viaje puedan confiar, y no alguien a quien lamenten haber conocido...", "Hoy deseo ser un ser humano pacifico", "Hoy deseo ser un ser humano que profundice en sus actos, que desarrolle compasión...", "Hoy deseo ser para los demás, el tipo de ser humano que desearía yo conocer sin temor alguno a que me traicione o me juzgue".

2: ¿Estoy siendo el ser humano que deseaba ser hoy al despertar?... "Encontré que lo hice mejor que ayer, pero definitivamente sé que no he dado mi cien, puedo dar aún más y aún es medio día, tengo tiempo". "Oye, me sorprendes, no sabía que podías llegar a ser tan buena amiga", O quizás... "Bueno, hoy la ejecución de la mejora del ser humano que esperabas ser, pues no lo has hecho muy bien que digamos... pero aunque tienes derecho a sentirte mal, no tienes derecho a incomodar a los demás, te propongo busques un chocolate y levantes el ánimo".

3: ¿Qué clase de ser humano fui hoy?... "¡Lo hiciste muy bien! y tu que creías que estaría complicado", "Hoy de plano la regaste, y la regaste porque ya sabías lo que no debías hacer, y simplemente lo hiciste por flojera o rebeldía, pero mañana tenemos otra oportunidad", "Bueno, hoy aprendimos mucho del ser humano que eres, conociste esa fuerza, que no sabías que tenías, me siento muy honrada de vivir contigo", "Me alegra mucho que hayas cumplido lo que deseabas en la mañana, te amo inmensamente, gracias por existir".

Así... ejercicios, tan sencillos como este... te ayudarán todos los días a avanzar un poco más, a caer en cuenta con que esta sincronizado tu corazón y tus sueños...