Hay dos formas de amar...

Actualizado: 16 de mar de 2020


Hay dos formas de amar y de entender el amor en la vida...

- Desde el Ego,

- Desde el Espiritu...

A la mayoría de las personas que te atrevas a preguntarles si saben amar, su respuesta casi inmediata será que si... y si les preguntas si se sienten amados por su pareja... la mayoría, su respuesta inmediata será que no...

¿A qué se debe esto?

Al modo en que cada persona ha decidido amar...

Cuando alguien ama desde el ego... la persona llamará amor cuando esta celando a su pareja y teniendo y exigiendo el dominio de todas sus contraseñas y secretos de su vida pasada y actual, llamará amor a sus exigencias y si no son cumplidas, reclamará que se le dé su lugar, llamará amor a defender su "orgullo y dignidad" cueste lo que cueste ante su pareja, llamará amor a estar al pendiente de la más mínima equivocación de su pareja para después reclamarle, llamará amor a estar cuidando de no "entregarse" demasiado a su pareja, no vaya a pasar que el otro "abuse" de esa entrega..., sí, asi es como ama el EGO.

Amar de este modo, no es difícil, en realidad es lo más fácil que hay porque el único requisito es estar pensando todo el tiempo en SI MISMO, y eso es lo que mas disfruta y mejor sabe hacer el EGO.

Sin embargo, cuando alguien ha decidido amar desde el espíritu, desde lo más profundo y superior de un ser humano... la persona llamará amor a entregarse incondicionalmente sin esperar siquiera un gracias, llamará amor a estar siempre en primer lugar y al pendiente para ofrecer su ayuda y su apoyo si su pareja lo requiere, llamará amor al hecho de confiar incondicionalmente en su pareja y creer en ella aún incluso si su pareja no creyera en ella misma o incluso si su pareja "miente", llamará amor al arte de escuchar sin juzgar, llamará amor al arte de dar absoluta libertad y respeto.... llamará amor al arte de despertar cada día pensando como puede contribuir a hacer más feliz a su amado.

Amar de este modo es sumamente difícil, porque requiere dominar el arte de NO PENSAR EN SI MISMO, para lograr esto hay una serie de lecciones que hay que aprender antes de lograr este tipo de amor.

Amar desde el EGO es muy fácil, pero muy solitario, porque jamás lograrás sentirte unido a nada ni a nadie, jamás lograras comprender que el Cielo realmente es posible aquí viviendo en la Tierra, vivirás todas tus relaciones de pareja de manera superficial, temoroso y rencorosamente... en fin aquí el infierno es que jamás lograrás quedar satisfecho en el AMOR y todo el tiempo se vive con TEMOR.

Amar desde el corazón, desde el espiritu es complicado, porque requiere haber entendido en lo más profundo de sí mismo que uno no es dueño absolutamente de nada, más que de sus propios sentimientos y acciones y es haber aprendido a amarse de tal modo y a reconocerse así mismo de tal manera que sea imposible no ver en el rostro del otro su propio rostro, el rostro de un ser que siente, que tiene miedos, que sueña, que se ilusiona, que al final es débil y fuerte, bello e imperfecto y aún en evolución... pero esto requiere entrenamiento, disciplina, compromiso, esfuerzo... en una palabra, requiere VOLUNTAD.

Ambas clases de la manifestación del AMOR, nos expresan algo muy íntimo del propio ser humano que ama del modo seleccionado...