• Zinia

El amor verdadero

Actualizado: 13 de ago de 2020

El amor verdadero es un gran misterio para el ser humano, muchísimo se ha escrito al respecto, y tal vez lo más obvio, lo más lógico es que exista una definición por cada ser humano que haya pisado este planeta, y así hoy les comparto una...


Teniendo muchísimos recuerdos agolpados en la memoria, confesando ciertamente que quizás son muchos más de los que yo quisiese tener... cada día siempre le pregunté a la vida dos cosas... ¿existe el amor verdadero?, y si existe, ¿en qué consiste el amor verdadero?..., para la primera pregunta, la vida respondió... el amor es tan verdadero como tú lo seas, y posee la calidad que tú propio ser sea capaz de comprender, es la visión de un ser humano la que es capaz de ver amor y encontrarlo aún en las profundidades de un abismo o por el contrario es la misma visión del ser humano la que es capaz de ver en cualquier acto o creación de la misma vida un acto impuro, una creación abominable y destruir todo lo que toque.


Aquellos que dicen que el amor no existe, tienen razón, desde donde su corazón se encuentra sostenido, su verdad es indiscutible, el amor no existe... la vida es fea, y el ser humano es una criatura llena de contradicciones, incertidumbre, vicios, mentiras, egoísmo, temores... esto es real, el mundo nos lo prueba día a día..., por todos lados esta frialdad puede ser contemplada... y sin embargo hay algunos que defienden a morir la existencia del amor verdadero... sin embargo el amor sigue siendo un tema de proporciones infinitas... ¿es unicamente que el ser humano busca negar lo innegable?... ¿es la fantasía de algunos inmaduros creer en la realidad del amor?...


No, existe un lugar, existe un espacio de conciencia desde donde el amor domina tu visión... solo que cuesta mucho esfuerzo llegar ahí....


El camino consiste en aprender en permanecer abierto al mundo... (el mundo es tu familia, tu pareja, tus amigos, claro tú mism@), ¿qué es permanecer abierto al mundo?, es escucharle, ponerle atención a su perspectiva de la vida, es apreciar su modo de ver las cosas pero sobre todo es encontrar ¿qué te vincula a ellos?, es decir, ¿en qué tú y ellos son similares?..., y aquí viene lo difícil... usualmente lo que te unirá al otro es la misma obscuridad, por eso es que lo que más recordamos de alguien al principio es lo que no nos gusta, y usualmente ahí nos detenemos, ahí terminamos el contacto, decidimos no profundizar en el vínculo, no comprendemos la riqueza de la fealdad..., esa fealdad es el puente que me conectará al otro lado, ¿entonces siempre veré fealdad en mis vínculos?, bueno primero hemos de decir que la intimidad asusta a la mayoría y eso es por lo mismo, porque la intimidad revela la obscuridad, o dicho de otra forma, revela la naturaleza esencial de el otro, y el otro no es en realidad tan diferente a mi, al menos no en lo que nos une... y esa similitud es espantosa... es espantosa porque te hace tomar consciencia..., por eso no queremos encontrar ni formar vínculos con los demás...

¿Qué tan honestos y profundos serán tus vínculos, tu amor?... depende de ti, ¿cuánta intimidad has sido capaz de formar contigo mism@, con cuanta verdad alcanzas a verte como eres?..., y esto es lo más difícil... todos queremos ser especiales para alguien, porque no hemos podido descubrirnos a nosotros mismos especiales, pero como todo mundo espera ser especial para alguien, todo mundo espera recibir antes que dar (y en realidad en ese momento no tienes nada que dar), el amor parece una mentira.

Así, los primeros vínculos y las primeras relaciones (aquí entra la familia y el primer o los primeros amores), serán un fracaso y un dolor total, ellos son los vínculos iniciales a nuestra propia obscuridad, pero si en vez de cerrarte, permaneces receptivo, abierto a ellos, entenderás la similitud... y el dolor producido de aceptar esa similitud, te suavizará, tú corazón no se volverá una roca, es la no aceptación de lo que ves en los demás y que te duele lo que hace que te aísles... y al aislarte te compraras la mentira... el amor no existe... cuando el amor sin que nos demos cuenta ha sido siempre esa fuerza misteriosa la que te ha ido empujando hacia esos vínculos...


Para transformarte entonces en una persona capaz de ver amor en los abismos... tienes que haberte metido en tus propios abismos... tienes que haber reconocido la belleza de tu propia fealdad... y eso implica bajarte de tu propio pedestal... y dejar de creerte divino y sentirte y mirarte y aceptarte humano... en realidad si te das cuenta la mala autoestima no es otra cosa que creerte a ti mismo un dios@, con defectos de humanos, y por eso no avanzamos, no entendemos que el camino es al revés... es de aceptar ser simples, vacíos y tontos mortales a aspirar la naturaleza divina...


Y llegados ahi, llegados a este punto de la conciencia, encontrarás razones de sobra por lo cual amar al ser humano, por lo cual valorarle y respetarle, por lo cual no juzgarle, tú propio camino en la búsqueda y comprensión del amor debió dejarte lo suficientemente maltrecho como para entender la valentía que representa el vivir y la osadía y la fuerza necesarias que se requiere para tratar de ser amor...


Conclusión: el amor es verdadero... y aunque todos tenemos derecho a el...no todos podemos verlo o reconocerlo, porque hablar y entender amor requiere recorrer un camino de profunda intimidad contigo mismo, para después poder intimar y hacerle el amor a la vida misma.

El amor jamás te ha sido negado... pero es un viaje... que comienza usualmente con lágrimas.


Te mando un profundo abrazo, sobre todo a esa parte fea y obscura tuya, donde tú y yo somos tan iguales....

136 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo