EL SIGNO ASCENDENTE (SAG) DESDE LA PSICOLOGÍA ESPIRITUAL.

Actualizado: 8 de oct de 2020

En la Astrología Exotérica, es decir, la astrología que te explica el comportamiento del EGO, de la personalidad, el ascendente es entendido como la “Máscara” de la persona, lo que los demás perciben de ella a primera instancia, pero que en el “fondo” no es.

Es la forma “en que ves la vida”, o la forma en que “te sucede” la vida, pero no es una energía que reconozcas en ti, la percibes externa a ti mism@.

La Astrología Esotérica, es decir la astrología ocultista, la que nos ayuda a entablar y reconocer nuestra unión con el origen (Dios, los Dioses, la fuente primaria, el Todo, etc.), nos explica el ascendente desde una vista diferente, el ascendente es en realidad tu ser espiritual, quien eres tú en tu ser superior, no en tu vehículo terrestre, sino el ser que habita ese vehículo, de ahí la importancia vital de que entiendas y reconozcas lo que es tú energía del ascendente, y la vida todo el tiempo está unida a este propósito, para ayudarte a reconocer quien eres en realidad….





La pregunta aquí que podemos hacernos es… ¿cómo se que tan “cercano” a la expresión de mi espíritu (Ascendente) estoy o que tan lejano de ello me encuentro, es decir, sólo estoy en mi consciencia Solar/Lunar?, muy fácil, ¿Qué tanto amas tu vida...?.

Mientras el ser humano se diga así mismo… “¿por qué a mi me toco vivir esto?”, significa que no ha entendido su Ascendente…significa que esta lejos de su espíritu, de su ser, entender tu Ascendente, es comprender porque has vivido lo que has vivido y dejar de renegar a la vida…, “yo no puedo haber elegido vivir aquella ruptura, aquella perdida, aquella traición, aquel dolor, yo no puedo haber elegido la familia que elegí, las carencias que experimenté, etc.”, y es entendible totalmente, es muy difícil aceptar esta enseñanza energética…, ¿por qué nos cuesta tanto trabajo creer y aceptar que nosotros somos los constructores de las experiencias que hemos vivido y que viviremos?, porque significa dos cosas de las cuales el ser humano se dice “ávido” de querer poseer y desarrollar y que sin embargo huye de manera estrepitosa… significa entender que tienes poder y responsabilidad sobre lo que tu vida es… ¡No!... ¡Qué doloroso, qué crueldad, que terrible reconocer que no soy una víctima del destino, que no existe el azar y que cada conflicto, guerra, trauma, dolor, abandono, ha sido mi total y absoluta decisión y responsabilidad!...

Ver esto, entenderlo, duele, realmente duele comprender que los años de vida que tengas y aquellos en los que la vida no haya sido lo que tu hayas “deseado” conscientemente, no tienes a quien echarle la culpa de nada, no existe un cruel Dios, o destino, no existe la mala suerte, existes tu como expresión de esa energía y que de manera inconsciente viviendo en la vida, tu vida así es como has decidido experimentarla, y aquí hay algo muy interesante, porque mientras mas rechazas tu Ascendente, es decir, mientras mas rechazas tu vida, la vida te mostrará con mucha mayor fuerza quien eres, así que toda la energía de tu ascendente te la dejará experimentar con toda “crudeza”, porque lo creamos o no, la vida esta de nuestra parte, siempre, siempre, y ella va a hacernos crecer, si o si.

La naturaleza nos enseña esto de manera muy clara, por ejemplo, cuando es tiempo de que una cría de águila aprenda a volar, las águilas hacen sus nidos en lugares muy altos, para su propia protección, la cría al principio cuando debe iniciar su aprendizaje, la madre revolotea a su alrededor, le enseña constantemente la fuerza de sus alas, la “técnica”, y le continúa cobijando mientras aún no lo ve “listo”, la cría hace un esfuerzo al principio, agita sus alas, salta entre las rocas, etc, y regresa nuevamente al cobijo del nido, pero llega el día, ese día cuando la madre reconoce que ya es tiempo de volar, y es que la madre sabe que no hay opción, o aprende a volar y con ello a cazar, o morirá, la madre entonces revolotea intensamente en el nido y alrededor de la cría, y comienza así a destruir su nido, entonces la cría tiene miedo, ese nido, ya no es seguro, ¿como es que aquel ser que más le protegía ahora le provoca temor?, pero es que ha llegado el momento de saltar, es donde la cría o se lanza a la vida con todas sus fuerzas y se da cuenta de su poder o simplemente no cree en sí mismo y en el intento al saltar muere… (es verdad, alrededor del 40% no lo logra, no en esa vida).

Bueno, pero ¿cómo esto nos ayuda a entender el desarrollo del espíritu en el ser humano?.